Inversión contenida

Un taller de mecánica requiere de maquinaria relativamente costosa: elevadores de coche y moto, máquinas desmontadora y equilibradora de neumáticos, herramientas neumáticas, alineadora de ruedas, prensa, etc.

Cuando un taller inicia su andadura, merece le pena invertir en maquinaria de calidad para asegurar la correcta puesta en funcionamiento del negocio, en Bricobox la experiencia nos ha enseñado que escatimar en estos gastos iniciales es contraproducente a largo plazo.

En nuestra franquicia apostamos por maquinaria y herramientas de primeras firmas en tareas fundamentales del taller y optimizamos recursos para lo menos importante.

Los profesionales que trabajan con nosotros saben perfectamente qué máquina es necesaria y cual no, invirtiendo solamente en equipo de corta amortización, lo que reduce la inversión inicial y permite rentabilizar al máximo la instalación.

En Bricobox, estudiamos su zona de implantación (densidad demográfica, población objetivo, vehículos matriculados en su provincia, etc.) y le sugerimos un dimensionamiento de taller con un número determinado de boxes que pueda cubrir las necesidades de su territorio y no haya sobreimplantación. Se le presupuesta el taller con la implantación, montaje y puesta en marcha del mismo, formación y apoyo en la selección de personal.

En nuestra franquicia, usted compra la maquinaria y las herramientas y sólo cobramos un pequeño canon por la puesta en servicio del negocio.