Modelo de éxito

El autoservicio se ha convertido en una alternativa real en muchos campos cotidianos y supone un cambio radical de conceptos.

En los últimos 10 años hemos visto como las gasolineras, los restaurantes, las cafeterías, los lavados de vehículos, las lavanderías y el bricolaje han cambiado el sistema de venta, reduciendo costes y ofreciendo libertad al cliente. El valor añadido es la satisfacción personal y es un factor determinante como forma de fidelización.

 

Nuestro concepto ha sido aceptado por los usuarios y en multitud de ocasiones hemos sido objeto de reportajes y notas de prensa.

Labolsayeconomia hizo eco ello en este post.